Blog de David Pozo

HBR 2010_12: The Case for Professional Boards: comentarios a vuela pluma.

Posted on: 2011/01/23

Así se titula el articulo de Robert C. Pozen bajo el epígrafe “The big idea” del último número de Harvard Business Review. Ya solo el epígrafe es indicativo. Y desde luego lo es mucho más el título: professional boards. Esa es la apuesta del autor: profesionalizar el consejo de administración, de forma radical. El objetivo de este cambio es evitar los desmanes que se han producido en los últimos años, a pesar de la implantación de conductas de buen gobierno corporativo, bien a través de códigos voluntarios, bien a través de leyes. Los puntos principales de este cambio son:

1.- reducir el número de consejeros a 7, cifra que recomienda tanto la investigación en psicología de grupos como la propia experiencia de Pozen como la más adecuada para alcanzar acuerdos consensuados y agiles.

2.- aumentar el número de horas de dedicación al consejo, con el consiguiente aumento de retribución de los consejeros (que como son menos dan un montante total de retribución del consejo similar al actual).

3.- propone una estructura con un presidente ejecutivo y ¡6 consejeros independientes!

4.- los consejeros deben ser tanto profesionales del consejo como del sector en el que actúa la empresa.

Recomiendo leer el artículo completo ya que parece una propuesta razonable y argumentada tanto teóricamente como empíricamente. Lo mínimo que puede provocar este artículo es un debate interesante.

Y alguna que otra idea a vuela pluma: en mi caso esta lectura coincidió en el tiempo con la elección de Felipe González y después de Jose María Aznar como consejeros de importantes empresas. Desde luego no parecen elecciones coherentes con lo planteado en este artículo, pero si con la tradición de conformar el consejo también como una especie de gran departamento de relaciones publicas a alto nivel, y no solo como un órgano estratégico y de control. No creo que esta función de relaciones públicas deba eliminarse. Pero si me parece que sería mejor dotarla de un órgano específico y con una misión claramente definida. Quizá una comisión ad hoc que proporcione al consejo y a la empresa tanto relaciones de altos vuelos, como de esas perspectivas diferentes que proporcionan los outsiders. ¿Tendría sentido?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 194 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: